Reconstrucción del edificio de la calle Astarloa de Bilbao

El proyecto de reforma de los bloques nº 6 y 8 de la calle Astarloa de Bilbao contempla el derribo de las estructuras de ambos edificios respetando las fachadas, el vaciado de 4 plantas de sótano, y la edificación posterior de planta baja, cinco alturas y planta bajo cubierta. La construcción de los cuatro niveles de sótano supone efectuar una excavación hasta una profundidad de unos 13,0m.


Los diferentes usos de las plantas son:

  • Sótanos -4, -3 y -2: Aparcamientos
  • Sótano -1: Local comercial
  • Planta Baja: Local comercial y portal de acceso a las viviendas
  • Planta Primera: Local comercial
  • Plantas 2ª, 3ª, 4ª, 5ª y ático: Viviendas

La contención del vaciado necesario para ejecutar los cuatro sótanos previstos en el proyecto se materializa mediante una pantalla discontinua de micropilotes. Se trata de una solución habitual para este tipo de intervenciones, en los que los condicionantes geométricos del solar sólo permiten trabajar con maquinaria de tamaño reducido y la existencia de edificaciones colindantes, hace necesario que la contención estructural del terreno limite las deformaciones que pudieran afectar a dichas edificaciones.
La pantalla estará formada por micropilotes de Ø220 mm de perforación armados con tubo de acero, separados 0,50 m entre ejes y con una profundidad de 16 m, quedando empotrados en el terreno al menos 3 metros.
A medida que se excavan los niveles, se ejecuta la franja de muro correspondiente a ese nivel.
El arriostramiento de la pantalla en cada nivel se lleva a cabo ejecutando una franja perimetral de forjado, en forma de anillo, que garantiza unas deformaciones horizontales admisibles.
Una vez que se alcance toda la profundidad de excavación se ejecuta la losa de cimentación y a partir de ella se levanta el edificio de forma convencional, completando las losas de sótanos a partir de los anillos perimetrales.